Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

Conjuntivitis Alérgica

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

En la conjuntivitis alérgica se produce una inflamación de la conjuntiva. La conjuntiva es una membrana transparente y fina que cubre la parte blanca del globo ocular (esclera). La inflamación en estos casos está en relación con una reacción alérgica. Alrededor de la mitad de las personas alérgicas tiene afectación ocular.

¿Cuál es su causa?

La causa es la reacción excesiva e inapropiada de nuestro sistema de defensa ante ciertas sustancias denominadas alérgenos (ácaros, polvo, polen, etc). El ojo está muy expuesto al ambiente y por ello es un órgano diana frecuente de reacciones alérgicas.

¿Cómo se manifiesta?

Se produce hinchazón de los párpados, picor, enrojecimiento ocular, lagrimeo y molestia con la luz. Puede además producirse secreción que haga que los ojos aparezcan pegados por la mañana.
Las manifestaciones de la alergia ocular tienen una gravedad variable. En la mayor parte de los pacientes la alergia es un cuadro leve o moderado, aunque molesto, tratándose de la conjuntivitis alérgica que se asocia a rinitis. Puede ser perenne, es decir, darse en cualquier momento del año, o estacional, típica de primavera. La conjuntivitis papilar se da en portadores de lentillas y ocasiona intolerancia a las mismas. La queratoconjuntivitis atópica o vernal son formas de conjuntivitis que pueden ocasionar secuelas permanentes y tienen un tratamiento más complejo que requiere control estricto por oftalmólogo.

Prevención

Se puede prevenir evitando la exposición al alérgeno o sustancia que la desencadena en la medida en que ello sea posible. Dependiendo de la sustancia a la que el paciente sea alérgico se dan unas recomendaciones especiales.
El empleo de vacunas puede ser eficaz en ciertos casos.

Tratamiento

El tratamiento más adecuado pasa en primer lugar por la identificación del alérgeno causal, es decir la sustancia que induce la reacción alérgica para evitar la exposición del paciente alérgico a la misma.
Además es necesario tratar en conjunto todo el cuadro alérgico y no sólo sus manifestaciones oculares, de lo contrario será difícil conseguir el control de la enfermedad ocular. Si el paciente presenta rinitis o asma, será necesario tratarlo con antihistamínicos sistémicos e inhaladores que mantengan estas otras manifestaciones bajo control.

En cuanto al cuadro ocular, para el tratamiento disponemos de antihistamínicos tópicos cuya aplicación es más efectiva si se realiza antes de la exposición al alérgeno. También se usan otro tipo de fármacos que inhiben la liberación de factores implicados en la alergia. Éstos pueden instilarse de forma prolongada. Si el cuadro ya está instaurado o en manifestaciones graves hay que iniciar tratamiento con corticoides tópicos. Por sus efectos adversos, la instilación de corticoides tópicos ha de realizarse bajo estricto control del Oftalmólogo.

Pide Cita