Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

Enfermedades Oftalmológicas en la Infancia

En recién nacidos y primera infancia las anormalidades estructurales tales como catarata congénita , retinopatía de la prematuridad, glaucoma congénito y retinoblastoma, con los problemas más graves que amenazan la visión, aunque son relativamente raros, a excepción de la retinopatía de la prematuridad. Otros problemas más frecuentes e importantes pero de mejor pronóstico incluyen estrabismo, ambliopía y problemas de refracción.

  • Estrabismo: consiste en la falta de paralelismo entre ambos ojos.
  • Ambliopía: consiste en una alteración en el desarrollo visual caracterizada por disminución de agudeza visual que no se puede atribuir a una anomalía estructural del ojo. Aproximadamente la mitad de los casos de ambliopía se deben a estrabismo y la otra mitad a defectos de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo). El tratamiento de la ambliopía es más efectivo cuanto antes se comienza a tratar, de ahí la extrema importancia de su detección precoz.
  • Defectos de refracción: Se estima que entre un 5 a un 7% de los niños pre-escolates padecen algún tipo de defecto visual importante. Un 25 % de los niños entre 6 y 18 años se pueden beneficiar del uso de corrección óptica. Durante los años de colegio, las dificultades visuales tales como las causadas por defectos de refracción sin corregir, pueden interferir con el rendimiento escolar.
  • Los niños prematuros tienen un mayor riesgo de disminución grave de agudeza visual durante la infancia. El problema ocular más frecuente en niños prematuros es la retinopatía de la prematuridad, pero estos niños también tienen tasas más elevadas de ambliopía, estrabismo y errores de refracción.

Revisiones periódicas en la infancia

La eficacia de las revisiones para la detección de problemas visuales en la infancia es mejor si se realizan varios exámenes a lo largo del tiempo que un solo examen. Los ojos pueden examinarse a cualquier edad y se recomienda la realización de una serie de exámenes de screenning apropiados según la edad a lo largo de la infancia, ya que diferentes problemas visuales pueden detectarse en cada visita y nuevos problemas pueden surgir luego durante la infancia. En el recién nacido la exploración se focaliza en la detección de problemas estructurales y la detección de otras anomalías como la ambliopía y el estrabismo se detectan más tarde.

Los niños prematuros o con antecedentes familiares de glaucoma o catarata deben realizar una revisión oftalmológica tan pronto como sea posible, lo mismo que niños con enfermedades que predispongan a problemas oftalmológicos. Los niños con antecedentes familiares de estrabismo o ambliopía han de realizar una revisión oftalmológica entre los 12 y 24 meses aunque no presenten síntomas y en cualquier momento si los presentan.
Los pediatras realizan revisiones oftalmológicas al nacimiento, a los 3, 6 y 12 meses y refieren al niño al oftalmólogo si detectan algún problema.

A los 3-4 años, el niño debe realizar una exploración en el oftalmólogo porque a esta edad ya colabora para la toma de agudeza visual y visión binocular y estamos a tiempo de tratar la ambliopía si se detecta alguna alteración.

A los 5 años conviene realizar otra exploración y luego cada 1 ó 2 años, según recomiende el oftalmólogo.

Pide Cita