Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

Preguntas frecuentes sobre cirugía refractiva con la técnica SMILE

¿Al tratarse de una técnica relativamente nueva, puede ser que no se haya depurado lo suficiente?

Hasta el momento se han realizado más de 200.000 cirugías con la técnica SMILE en todo el mundo con unos resultados excelentes, por lo que la seguridad y eficacia de la técnica está sobradamente contrastada.

¿Cuánto dura la operación?

La operación dura aproximadamente 7 minutos por ojo, el paciente permanece en el quirófano alrededor de 15 minutos en total.

¿Tendré muchas molestias, después de la cirugía?

Se trata de un tratamiento indoloro, a diferencia de las molestias habituales del LASIK o PRK (escozor, dolor). El postoperatorio más cómodo depende del mínimo tamaño de la incisión -3mm- frente a los 24 mm del LASIK o la desepitelización de 8 mm de diámetro de una PRK.

¿Cuánto se tarda en ver el 100%?

La mayoría de los pacientes alcanzan entre un 80-100% de visión al día siguiente de la cirugía. La minoría restante tiene visiones superiores a un 70% y van llegando al 100% entre 1 a 3 meses después de la misma, según el proceso de curación de cada paciente. La rapidez de recuperación visual es comparable a la del LASIK y mucho más rápida que tras PRK.

¿Es necesario pedir unos días de baja postcirugía?

Frente a otras técnicas como la PRK que sí requieren baja, en el SMILE la reincorporación  tanto al trabajo como al resto de las actividades cotidianas, es muy rápida. Al día siguiente podrá hacer su vida normal, incluso trabajar, no hace falta baja laboral.

¿Hay riesgo de ojo seco?

Con el SMILE se reduce considerablemente la aparición de ojo seco, ya que la incisión que se realiza en la córnea es tan mínima ( 3mm), que apenas se cortan terminaciones nerviosas, que son las responsables de mantener la producción de lágrima.

Esta es una de las ventajas principales, que aporta esta técnica en relación con sus antecesoras, ya que el ojo seco es la complicación más común en todas ellas.

Si practico deporte, ¿ésta técnica sería adecuada?

Precisamente esta técnica es la más adecuada para deportistas, ya que, al no existir el flap o lámina corneal que se realiza en la técnica LASIK, desaparecen los riesgos derivados de su existencia. La cicatrización de dicha lámina nunca llega a ser completa, por lo que puede desplazarse, incluso años después de la cirugía LASIK, por una contusión suficientemente fuerte, generando complicaciones que pueden ser especialmente graves.

En el mismo caso, el riesgo de un paciente operado con SMILE sería equivalente al que hubiera tenido antes de operarse; ya que al tratarse de una cirugía mínimamente invasiva, la resistencia del ojo permanece intacta.

Si me quedara graduación después de operarme, ¿se podría retocar?

Sí, existe siempre la posibilidad de retocar usando otro procedimiento, generalmente PRK. No obstante, la necesidad de retoques en esta técnica es muy rara ya que el láser de femtosegundo es extremadamente preciso.

¿Todas las cirugías láser requieren la misma colaboración por parte del paciente durante la intervención?

No, la colaboración del paciente es mucho más fácil con la técnica SMILE. El paciente no nota ninguna sensación durante el tratamiento, el láser es totalmente silencioso, y no provoca olores, a diferencia del excímer. Además, el tiempo de tratamiento con SMILE es tan sólo de 30 segundos, la técnica es más rápida que el LASIK o una PRK, por lo que el tiempo que se precisa que el ojo esté fijando la luz sin moverse es menor que con las demás técnicas. Durante ese breve tiempo además, un cono de succión muy suave sujeta el ojo para que no se mueva, a diferencia de las demás técnicas.

¿Puedo decidir yo mismo con que tipo de técnica quiero operarme?

No existe una técnica única y mejor para todos los casos, por ello, es necesario  tener en cuenta diversos factores, tales como,  la magnitud del defecto, el estado del ojo, los datos anatómicos del mismo y  su estilo de vida, porque solo así podremos determinar en su caso particular qué procedimiento le devolverá la visión funcional sin gafa mejorando su calidad de vida y garantizando los menores riesgos y molestias posibles. Esto es al fin y al cabo lo que todos buscamos.

¿Se operan los dos ojos el mismo día?

Sí, en cirugía refractiva con Láser siempre se operan los dos ojos a la vez, buscando siempre la comodidad del paciente.

Si no me puedo operar con láser, ¿existen otras alternativas?

Sí, cuando se ha descartado la posibilidad de realizar una cirugía con láser, se puede contemplar la cirugía intraocular con implante de ICL.

Si fuese necesario realizar algún retoque, ¿estaría incluido en el presupuesto inicial?

Por supuesto, si fuera necesario realizar algún retoque siempre estaría exento de costes para el paciente.

¿Tienen algún tipo de financiación?

Sí, le ofrecemos la posibilidad de financiar su tratamiento a 12 meses sin intereses ni costes de tramitación o hasta 36 meses con intereses, previa aceptación por parte de la entidad de financiación correspondiente.

¿Cuáles son las ventajas de esta técnica frente a sus antecesoras?

Las principales ventajas en comparación con las técnicas anteriores como Lasik y Prk son:

  • Disminuye significativamente el ojo seco.
  • Cómoda para el paciente ya que durante la operación sólo tiene que mirar una luz verde, y no nota ni presión ni ninguna otra sensación desagradable (olor, ruído).
  • Indolora.
  • Sin baja laboral.
  • Sin desplazamiento de flap corneal. Al ser mínimamente invasiva, no existe flap o lámina córneal, propio del Lasik, y por lo tanto desaparece el riesgo de un posible desplazamiento por un frotamiento o un golpe, presente incluso pasados años tras la cirugía.

Esto último, es lo que hace que sea especialmente segura para personas que practican deporte.

¿En cuánto tiempo me podría operar después de hacer las pruebas?

Dependiendo del estado de la agenda de cirugía en ese momento, pero siempre intentaremos que sea lo antes posible.

 

¿Cuánto tiempo tienes que esperar para volver a la piscina?

El SMILE al tratarse de un procedimiento mínimamente invasivo nos posibilita el poder acudir a la piscina a partir de las 48h.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar antes de poder maquillarme?

Con esta técnica quirúrgica se podrá maquillar transcurridas 48 h de la intervención, con la PRK tendría que esperar 1 semana y con LASIK la espera se alargaría a 2 semanas.

¿Tengo que sacarme las lentes de contacto para hacer las pruebas? ¿cuánto tiempo?

Sí, debe evitar el uso de lentes de contacto, como mínimo 3 días antes de la consulta, si se trata de lentes blandas o desechables y  1 semana si son lentes rígidas o gas permeables.

¿A qué edad me puedo operar?

Lo recomendable es que el defecto refractivo esté estabilizado, suele coincidir sobre los 20 años aunque no siempre es así. Por ello es conveniente comparar con refracciones previas.

Si me opero con SMILE, ¿tardaré en estar cómodo frente al ordenador? ¿podré usarlo durante las mismas horas?

Después de ser intervenido, en principio no hay ningún inconveniente para que pueda usar el ordenador las mismas horas y con la misma comodidad que hasta el momento.

Pide Cita