Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

El iris, tu mejor huella digital

Hace aproximadamente 10.000 años todos los humanos tenían los ojos marrones. Este color proviene de la melanina en el iris, un pigmento que también actúa sobre el cabello y la piel. Sin embargo, ahora, los hay de color azul, verde o color miel debido a la disminución de la melanina.

En el pasado se creía que el color de los ojos se debía al color de los padres o los abuelos. Pero en la actualidad se ha descubierto que el color de los ojos no es tan fácil de predecir debido a la genética. Hoy en día ya no es raro que dos padres de ojos azules tengan descendientes con los ojos marrones.

Después  de realizarse diversas investigaciones a lo largo de estos años, se ha comprobado que nadie en el mundo tiene el mismo color de ojos que otra persona aunque sean de la misma familia, dado que la pigmentación de los ojos depende de una variedad de genes.shutterstock_746005960

Muchos bebés nacen con ojos azules que pueden oscurecerse durante los primeros tres años de vida si se llega a desarrollar la melanina. También va a depender del color de ojos de ambos progenitores, es decir, si ambos padres tienen los ojos marrones, lo más probable es que sus hijos también tengan los ojos marones pero nunca serán idénticos.

El reconocimiento del iris es más preciso que el estudio de huellas dactilares, ya que éstas tienen 40 particularidades únicas, mientras que el iris tiene 256. Además el iris está protegido por la córnea a diferencia de las huellas digitales, que a veces pueden llegar a ser difíciles de reconocer.

A día de hoy se puede decir que el iris es lo que hace únicos a las personas y actúa como una huella digital. Incluso las personas genéticamente idénticas tienen texturas en el iris completamente diferentes.

 

Pide Cita