Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

¿Estáis pensando en pasaros a las lentes de contacto? Esto es lo que debéis saber

Antes de utilizar lentes de contacto debéis saber que siempre es necesario un proceso de adaptación adecuado, dado que los diferentes materiales y diseños de lentes funcionan de manera diferente, incluso en el mismo ojo.

Los ojos de cada paciente son diferentes y cada persona tiene distintas necesidades y expectativas. Si las lentes no se ajustan correctamente, pueden causar problemas oculares no deseados que podrían ser permanentes.

En el caso de que la lente os ocasione molestias, debéis consultárselo de inmediato a vuestro especialista en lentes de contacto porque esas molestias son un signo de que la lente está produciendo un daño ocular. Sin embargo, esto no quiere decir que una lente que no moleste esté bien adaptada y no esté produciendo daños en el ojo.shutterstock_785949538

Las lentes deben estar siempre adaptadas y revisadas por un especialista que pautará unas revisiones cada seis meses o anualmente, aunque también pueden ser por períodos más cortos, como tres meses. Estas exploraciones son importantes dado que, tanto el ojo como las lentes de contacto, pueden cambiar con el tiempo y producir un desajuste en la adaptación que puede llegar a causar dolencias en el ojo.

También es aconsejable mantener los tiempos prescritos de reemplazo de las lentes y no extenderse. Tenéis que tener en cuenta que todos los materiales de la lente se deterioran gradualmente en su rendimiento, ópticamente, en comodidad y en la transmisibilidad del oxígeno.

Esto se debe principalmente a la acumulación de depósitos en la superficie y en el material de la lente, comenzando desde la primera vez que se usa. Con algunos materiales sucede más rápido que otros, que tienen excelentes características en un corto tiempo de uso, lo que los hace ideales como lentes desechables diarias.

Todos los estudios clínicos realizados hasta ahora, después de basarse en los hábitos de uso, cantidad y calidad de la película lagrimal, los regímenes de cuidado y las características del material, coinciden en que la frecuencia de reemplazo debe ser un período de tiempo en el cual se garantice un rendimiento adecuado para los pacientes.

Sin embargo, para algunos usuarios, el profesional de la visión debe seleccionar tiempos más cortos para brindar la misma comodidad, visión y que no empeore la salud ocular durante su uso. Incluso en el uso diario desechable, la demanda de lentes puede variar día a día.

Lo que se debe evitar ante todo, es mantener las lentes hasta que parezcan sucias o molesten, dado que pueden ocasionar daños oculares irreversibles.

Pide Cita