Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

¿Habéis tenido alguna vez los ojos irritados durante el uso de lentes de contacto?

Si alguna vez habéis padecido estos dos síntomas y no sabéis cual es el verdadero motivo puede deberse principalmente:

  • Al uso nocturno de lentes, incluso de forma esporádica e independientemente de su permeabilidad al oxígeno.
  • Al uso inapropiado de lentes de contacto y a la mala higiene.

Los eventos inflamatorios corneales asociados con las lentes de contacto generalmente se consideran leves o no graves y algunos de ellos son incluso asintomáticos. La mayoría de estos eventos se pueden tratar interrumpiendo temporalmente el uso de lentes de contacto, mientras que en otros casos se requiere tratamiento médico.

En el caso de padecer cualquiera de estos síntomas es importante detener el uso de las lentes de contacto y consultar de inmediato al especialista a fin de evitar consecuencias graves para los ojos.

La mejor manera de minimizar el riesgo de infecciones oculares es evitar dormir con las lentes y seguir las pautas de cuidado según lo prescrito por el especialista.

Entre las principales pautas de atención que se deben seguir cuando se utilizan lentes de contacto se encuentran:

 

  • Lavarse las manos con agua y jabón antes de manipular las lentes y luego secárselas con una toalla sin pelusa.
  • Evitar el contacto de las lentes con el agua, retirándolas antes de nadar, la ducha o en una bañera de hidromasaje. Es importante mantener los ojos fuera del agua y usar gafas de natación cuando corresponda.
  • Seguir cuidadosamente las instrucciones de la solución para lentes de contacto.
  • Nunca debéis enjuagar las lentes de contacto y los estuches de almacenamiento en agua, ya sea de grifo o embotellada, u otro líquido no prescrito.
  • Durante la limpieza, las lentes deben frotarse y luego enjuagarse con solución antes de remojarlas.
  • El frasco de las lentes de contacto se debe enjuagar con una solución nueva, no con agua corriente o embotellada. Para secarlo se debe dejar vacío y abierto para secar al aire, si es posible, y no en el baño. Además, debe mantenerse limpio y reemplazarlo regularmente, al menos cada tres meses, ya que puede ser una fuente de contaminación e infección.
  • La solución usada debe reemplazarse completamente y nunca debe rellenarse. También de desaconseja verterla en botellas más pequeñas. Esto puede afectar a la esterilidad de la solución y provocar una infección ocular.
  • La punta de la botella nunca debe entrar en contacto con ninguna superficie y debe estar bien cerrada cuando no esté en uso.

 

Si seguéis estas recomendaciones podréis evitar infecciones severas de la córnea como la “queratitis microbiana”, cuyos principales síntomas son el dolor, enrojecimiento, sensibilidad a la luz, sensación de tener algo en el ojo, lagrimeo excesivo o secreción. En el caso de padecer estos síntomas, se deben quitar las lentes de inmediato y comunicárselo a su especialista lo antes posible si los síntomas no desaparecen. El diagnóstico precoz es crucial para un tratamiento médico exitoso.

Acudir regularmente a las revisiones con vuestros especialistas os asegurará un uso adecuado y confortable de las lentes de contacto y, por lo tanto, una salud óptima en vuestros ojos.

Pide Cita