Hipermetropía, ¿qué es y cómo se corrige?

La hipermetropía es un defecto de refracción en el que las imágenes se forman por detrás de la retina y no sobre ella, como ocurre en un paciente que no necesita corrección (emétrope). Por ello, las personas con hipermetropía perciben las imágenes borrosas y desenfocadas. Esto puede ocurrir generalmente por dos motivos: o bien el ojo es más corto de lo habitual, o la córnea (la lente más externa de nuestro ojo) es más plana de lo normal, es decir, no tiene suficiente potencia para enfocar las imágenes en la retina. Y también puede darse la conjunción de ambos factores.

Los niños sanos que en edad adulta no van a precisar corrección suelen ser hipermétropes en la infancia, disminuyendo la magnitud del defecto refractivo a medida que el ojo crece y se desarrolla. La mayoría alcanzan la emetropía (ausencia de defectos de refracción como miopía, hipermetropía y astigmatismo) alrededor de los 10 años. Existen dos tipos de hipermetropía, la latente, que es compensada por el tono del músculo ciliar (responsable de la acción del cristalino, la lente natural de nuestro ojo) y la manifiesta, que no se consigue compensar con la acomodación. Para entender la hipermetropía es necesario conocer en qué consiste el mecanismo de acomodación.

Como hemos explicado en anteriores entradas del blog, nuestro ojo posee esta lente natural, el cristalino, que actúa como el enfoque de una cámara réflex, curvándose o aplanándose según la distancia a la que se encuentre el objeto que queremos enfocar. La amplitud de la acomodación es mayor en niños, y va disminuyendo con el paso de los años. Por eso, los niños con hipermetropía suelen tener buena visión de lejos, e incluso de cerca si la hipermetropía es moderada o baja. Pero también por este mismo motivo, personas con hipermetropía que han tenido buena visión de lejos y de cerca sin gafas durante toda su vida, empiezan a ver peor al aparecer la presbicia o vista cansada, primero en visión próxima y luego también de lejos.

SÍNTOMAS

La hipermetropía puede producir síntomas diferentes según la edad de los pacientes, pero, en general, produce:

  • Visión borrosa de cerca, e incluso de lejos si la magnitud del defecto es elevada o si la capacidad de acomodación es reducida (présbitas jóvenes)
  • Cansancio o fatiga visual (se conoce como astenopia)
  • Picor ocular o molestias
  • Dolor de cabeza
  • Pueden producir estrabismo o ambliopía (ojo vago) asociado

Para cuantificar correctamente las dioptrías de hipermetropía es necesario realizar la refracción sin y con ciclopléjico (colirio que paraliza la acomodación).

¿CÓMO SE CORRIGE?

Para la corrección de la hipermetropía en edades tempranas se suele realizar con gafas. Durante la adolescencia, además de las gafas, también se puede corregir con lentes de contacto, cuya graduación ha de ser actualizada periódicamente. Los pacientes con hipermetropía pueden ser candidatos a cirugía refractiva cuando sean adultos jóvenes. Tras un examen oftalmológico exhaustivo se pueden valorar las diferentes opciones quirúrgicas. Generalmente, si el defecto no es muy elevado, se puede corregir con láser sobre la córnea (FemtoLASIK). Si el defecto es mayor se pueden implantar lentes intraoculares fáquicas ICL. Cuando aparece la presbicia, se puede corregir la vista cansada y la hipermetropía en una única cirugía con el implante de lentes intraoculares multifocales.

Para estar al tanto de todo lo relacionado con la oftalmología, síguenos en redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn y YouTube.

 

Victoria de Rojas Instituto Oftalmológico es un centro especializado en cirugía refractiva, cataratas y párpados, ofreciendo siempre el mejor servicio

Pide una cita

Artículos Relacionados

Astigmatismo, ¿qué es y cómo se puede corregir?

El astigmatismo es uno de los defectos visuales más comunes, junto con la miopía, la hipermetropía y la presbicia. De hecho, rara vez se presenta aislado, siempre suele ir acompañado de alguno o varios de los defectos refractivos...

Cataratas: dudas frecuentes

¿QUÉ SON LAS CATARATAS?  Las cataratas son la causa más frecuente de pérdida de visión en adultos de más de 40 años. Se producen cuando el cristalino, la lente natural de nuestro ojo que nos permite enfocar objetos cercanos, pierde...