Lo que debemos saber sobre las gafas de sol

Con la llegada del verano, la protección de nuestros ojos frente a la radiación solar se hace todavía más imprescindible. El exceso de exposición a la radiación solar puede provocar desde síntomas oculares leves como lagrimeo, sequedad e irritación ocular, hasta alteraciones más graves como queratitis (alteración de la córnea) o daños en la mácula, la zona central de la retina, muy sensible a la luz intensa. Además también favorece la aparición prematura de cataratas.

A la hora de elegir el tipo de gafas de sol, aparte del componente estético, también debemos tener en cuenta diversos factores según nuestras necesidades y estilo de vida. En este post te dejamos algunos consejos para elegir mejor, basándonos en la categoría de las lentes y en el color.

Las categorías indican la cantidad de absorción de luz visible que es capaz de absorber una lente, no de radiación (todas las lentes solares homologadas deben proteger de la radiación ultravioleta, independientemente de si son más o menos oscuras).

Categoría 0:  Lentes que absorben hasta el 20% de luz. Aptas en interiores, en días nublados e incluso para conducir de noche.

Categorías 1 y 2 :  Hasta el 81% de absorción. Lentes ligeramente coloreadas que se usan durante todo el año, en condiciones de luz solar media o en zonas urbanas con luminosidad leve. No aptas para conducción nocturna.

Categoría 3 :  Bloquean entre un 82% y un 92% de luz. Ideales para condiciones de luminosidad elevadas (en primavera y verano, playa, zonas de montaña…).

Categoría 4 ;  Lentes indicadas para zonas de alta montaña con nieve, esquí, para deportes acuáticos… donde la incidencia de la luz solar es extrema. Además, en estas situaciones, entra en juego la reflexión lumínica sobre la nieve o el agua. Capaces de absorber hasta el 98% de luz, NO son aptas para conducir, ni siquiera de día.

Los colores de lentes de gafas de sol más utilizados son el gris, el marrón y el verde. Según el grado de oscurecimiento, reducen más o menos la cantidad de luz que llega a nuestros ojos.

  • Los tonos grises son ideales para días soleados y deportes acuáticos. También se aconsejan para conducir, porque apenas modifican los colores ofreciendo un gran contraste.

 

  • Los tonos marrones son muy aconsejables para miopes. En días nublados o soleados con condiciones lumínicas cambiantes, estas lentes mejoran el contraste y la percepción de profundidad.

 

  • Las lentes con tonalidades verdes son muy utilizadas para jugar al tenis, al golf o practicar deportes de invierno. Es el color más aconsejable para personas con hipermetropía.

 

  • Las lentes de color amarillo o naranja mejoran el contraste preservando la nitidez en condiciones de poca luz, niebla o bruma. Son una opción popular para los conductores nocturnos, esquiadores, ciclistas de montaña y tiradores deportivos. Sin embargo, no son aconsejables en días muy soleados.

 

Por otro lado, destacamos las lentes fotocromáticas, que se adaptan a las condiciones de luz, oscureciéndose o aclarándose según reciban más o menos luz, disponibles en varios colores. Y también las lentes polarizadas, que filtran los reflejos que pueden llegarnos de la reflexión de la luz en el agua o en el asfalto, muy recomendables para conducir o pescar.

Victoria de Rojas Instituto Oftalmológico es un centro especializado en cirugía refractiva, cataratas y párpados, ofreciendo siempre el mejor servicio

Pide una cita

Artículos Relacionados

Visión y deporte

Practicar algún tipo de deporte, ya sea de manera amateur o profesional, se ha convertido en rutina para gran parte de la población. Nosotros, como profesionales de la salud en general, y de la visión en particular, debemos insistir en...

El exceso de exposición a la luz solar provoca la aparición de manchas en el iris

La mayoría de las personas solo piensan en los daños que pueden ocasionarles los rayos de sol en su piel y se olvidan que sus ojos también pueden dañarse por esta radiación. Las manchas o pecas que aparecen en el iris de los ojos son...