Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

SMILE reduce significativamente la incidencia de OJO SECO

La técnica SMILE tiene un impacto significativamente menor sobre la superficie ocular y la inervación corneal que la técnica LASIK, reduciéndose así la incidencia de ojo seco

Esta es la conclusión de los doctores Denoyer et Al en su artículo “Ojo Seco después de cirugía refractiva” publicado en el número de abril de 2015 de la revista científica “Ofthalmology”, considerada como la mejor del mundo de la especialidad y editada por la Academia Americana de Oftalmología.

 El síndrome de Ojo Seco es una de las complicaciones más comunes de la cirugía refractiva de la córnea, y se ha comprobado que es debido a la afectación de las terminaciones nerviosas de la córnea durante el proceso quirúrgico.

La evidencia científica demuestra así una de las principales ventajas de la técnica SMILE, debido a su carácter de mínimamente invasiva, reduciendo la incisión del LASIK de 24-25 milímetros a tan solo 3-4 milímetros, como se puede ver en la imagen adjunta, y evitando el flap corneal, de forma que las terminaciones nerviosas se ven afectadas en una medida muy inferior.

Smile vs Lasik

 

Así pues, la incidencia de Ojo Seco es significativamente inferior, especialmente transcurridos seis meses desde la cirugía, período en el que apenas un 13 % de los pacientes operados con SMILE siguen manifestando leves problemas de ojo seco (grado 1) frente a la técnica LASIK, donde casi el 60 % de los pacientes siguen manifestando molestias, incluso de grados 2 y 3, como se puede observar en la tabla adjunta.

Fuente:  Alexander Denoyer et Al.  Ofthalmology april 2015

Fuente: Alexander Denoyer et Al. Ofthalmology.  April 2015

Pide Cita