Astigmatismo, ¿qué es y cómo se puede corregir?

El astigmatismo es uno de los defectos visuales más comunes, junto con la miopía, la hipermetropía y la presbicia. De hecho, rara vez se presenta aislado, siempre suele ir acompañado de alguno o varios de los defectos refractivos mencionados. Provoca que las imágenes que percibe nuestro ojo se proyecten desenfocadas sobre la retina, en dos focos distintos. Se produce porque la córnea, estructura transparente del ojo encargada de enfocar las imágenes en la retina, presenta mayor curvatura en alguno de sus ejes. El cristalino, la lente natural de nuestro ojo que permite enfocar objetos cercanos, también puede inducir cierto astigmatismo, aunque suele ser menos habitual y de menor magnitud. Aunque no es lo más habitual, el astigmatismo puede variar con la edad, ante patologías de la córnea (por ejemplo, el queratocono), o a causa de traumatismos.

Según como se presente en nuestro ojo, diferenciamos tres tipos de astigmatismo:

  • Astigmatismo simple: sólo un eje enfoca fuera de la retina
  • Astigmatismo mixto: un eje focaliza delante de la retina y el otro forma la imagen por detrás.
  • Astigmatismo compuesto: se da cuando el defecto va acompañado de miopía (astigmatismo miópico) o hipermetropía (astigmatismo hipermetrópico).

A veces, las personas con astigmatismos bajos, inferiores a 0,5 dioptrías, no suelen presentar síntomas. Astigmatismos mayores suelen producir:

  • Visión borrosa o distorsionada de lejos y de cerca
  • Fatiga visual
  • Molestias oculares y dolor de cabeza

En el contexto de un examen visual rutinario, se puede medir y cuantificar el astigmatismo de la misma forma que los demás defectos refractivos. Es importante señalar que el astigmatismo no se puede prevenir, en la mayoría de los casos es congénito. Lo que si podemos es compensarlo, y para ello existen varios métodos.

  • Gafas: a través de lentes esferocilíndricas se puede compensar el astigmatismo, al igual que la miopía o la hipermetropía.

 

  • Lentes de contacto: las lentes de contacto tóricas, es decir, que compensan el astigmatismo, también son una buena opción. La adaptación ha de ser estable para que el eje de la lente no se mueva con el parpadeo y los movimientos del ojo. Si el astigmatismo de nuestra córnea es elevado, la mejor opción de entre las lentes de contacto suelen ser las lentes rígidas (RGP).

 

  • Cirugía refractiva: la cirugía refractiva puede compensar cualquier tipo de astigmatismo, simple o compuesto, en la misma intervención. Después de la correspondiente consulta de valoración, el oftalmólogo determina que técnica es la más adecuada para corregir el astigmatismo en cada caso. Se pueden emplear técnicas láser en córnea (SMILE, LASIK o PRK), o implantar lentes intraoculares.

 

Con este artículo, desde el Instituto Oftalmológico Victoria de Rojas esperamos haber despejado sus dudas acerca del astigmatismo, y le recordamos la importancia de realizar revisiones oftalmológicas de manera periódica.

Victoria de Rojas Instituto Oftalmológico es un centro especializado en cirugía refractiva, cataratas y párpados, ofreciendo siempre el mejor servicio

Pide una cita

Artículos Relacionados

¿Cómo se desarrolla la visión en los niños durante la edad preescolar y escolar?

Durante la niñez se desarrollan aspectos de la visión fundamentales como el enfoque, el rastreo o la percepción de profundidad. En lo que se refiere a la capacidad de enfocar ambos ojos en un objeto, alcanza su máximo desarrollo a los...

Visión y deporte

Practicar algún tipo de deporte, ya sea de manera amateur o profesional, se ha convertido en rutina para gran parte de la población. Nosotros, como profesionales de la salud en general, y de la visión en particular, debemos insistir en...