Pide Cita

Puedes pedir cita previa llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

captcha

Oculista A Coruña

Solicita Información

Solicita más información para aclarar tus dudas o sugerencias llamando al 981 174 657, Skype o a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

captcha

Oftalmólogo Coruña

Control de la miopía en niños

La incidencia de la miopía se estima en un 9% entre los niños de 5 a 17 años, ascendiendo a un 25% en torno a los 40 años. Aunque la alta incidencia de la miopía se asocia normalmente a los países asiáticos, donde afecta al 80 % de la población, en los países occidentales está registrándose un aumento progresivo de las tasas de incidencia que se han duplicado a lo largo del siglo XX.

miopia_ninosAdemás del impacto óptico de la miopía en la visión y los costes asociados a su corrección, la miopía es un factor de riesgo de enfermedad ocular. La miopía incrementa el riesgo de padecer varias alteraciones oculares, que incluyen glaucoma, catarata, alteraciones maculares y desprendimiento de retina.

En términos de riesgo en general, niveles, incluso bajos, de miopía influyen tanto en la salud ocular como la hipertensión y fumar lo hacen en la salud cardiovascular en general.

Es por ello que disponer de una medida para el control de la progresión de la misma, tendría un gran impacto en la salud visual de la población en general.

Las causas de la miopía no se conocen en profundidad, aunque hoy sabemos que en su desarrollo y progresión participan tanto factores genéticos como ambientales.

En particular, la baja exposición a la luz natural parece ser un factor desencadenante; la hipótesis de que la luz solar estimula la liberación de dopamina en la retina, un neurotransmisor que tiene un papel muy importante en la forma del globo ocular durante su desarrollo temprano, gana cada vez más fuerza. Existen ensayos clínicos en los que se ha demostrado la eficacia del incremento del tiempo que disfrutan los niños al aire libre para evitar el inicio de la miopía. Esta es una medida de salud pública que se está comenzando a implementar en Taiwan, por ser China uno de los países con prevalencia más elevada de la miopía (hasta de un 90%).

Tratamientos para el control de la progresión de la miopía

  • Colirio con atropina 0.01%

El efecto del colirio de atropina al 0.01% es la medida más eficaz de las evaluadas hasta la fecha para el control de la miopía en niños.

Un importante estudio(*) publicado en “Opthalmology”, la revista de la Academia Americana de Oftalmología (AAO), ha mostrado, que la atropina en una concentración al 0,01 %, es eficaz para el control de la miopía. El estudio ha demostrado que el colirio con atropina al 0,01 % frena el avance de la miopía en un 50 % en niños de entre 6 y 12 años, respecto a no poner el tratamiento. Además el empleo de una concentración mucho más baja que las estudiadas anteriormente, minimiza los efectos secundarios ya conocidos de esta medicación, como la fotofobia (relacionada con la dilatación de la pupila) y la disminución de la acomodación, siendo bien tolerada incluso en pacientes de origen europeo con ojos claros.

No obstante, los resultados de estos estudios son a 5 años y en población asiática. No se sabe con certeza si esta medida frena la progresión a más largo plazo ni si la eficacia es exactamente la misma en población europea, pero no cabe duda de que es un gran paso adelante en el control de la progresión de la miopía. La atropina en baja concentración es pues, nuestra primera opción de tratamiento, pero su aplicación ha de realizarse después de una valoración individualizada del riesgo de progresión de la miopía de cada caso en particular.

  • Lentes de contacto de desenfoque periférico

Diversos estudios han evaluado la relevancia del desenfoque periférico en la retina en la progresión de la miopía.  En relación con este factor, se han diseñado lentes de contacto con un perfil especial para reducir tal desenfoque que han mostrado moderada eficacia para el frenar la progresión de la miopía. Son pues otra alternativa para el control de esta enfermedad

No obstante, el porte de lentes de contacto no está exento de complicaciones, relacionadas en general con mal uso o cuidado de las lentes de contacto, problemas que se acentúan en la población infantil. En este sentido, hay que valorar el grado de madurez, de responsabilidad, de seguimiento de instrucciones por parte del niño o niña, antes de aconsejar este tratamiento.

Debido a ello, y a que los últimos estudios posicionan al colirio de atropina 0.01% como una alternativa más eficaz  la adaptación de lentes de contacto especiales para el control de la miopía, no constituye nuestra primera opción en niños, excepto en aquellos casos en los que la atropina no resulta eficaz o bien cuando ésta provoca algún tipo de alergia.

  • Ortoqueratología

El modelado corneal nocturno mediante lentes de contacto especiales también ha mostrado tener una eficacia moderada para el control de la progresión de la miopía, si bien la AAO no considera que sean una opción recomendable en niños, debido a los riesgos de infección, ya conocidos en general como un factor de complicación en las lentes de contacto, pero que se acentúa debido al porte nocturno de las mismas.

(*) “Five-Year Clinical Trial on Atropine for the Treatment of Myopia 2”, Chia et all, 123.  Ophthalmology 2016;123:391-399

 

Pide Cita