Párpados

Cuidamos los aspectos tanto funcionales como estéticos

Los párpados son los pliegues de piel, superior e inferior, que cubren nuestros ojos, los protegen de agentes externos y los humedecen mediante las lágrimas y el pestañeo.

Como otras partes del cuerpo, los párpados pueden infectarse, inflamarse o hasta desarrollar tumores. Hay otros problemas más específicos, incluyendo párpados que se dan la vuelta, párpados caídos, excesos o laxitud de piel, parpadeo anormal, espasmos, etc.

A menudo, estos problemas requieren soluciones quirúrgicas. La cirugía de los párpados consiste en reparar y reposicionar los mismos para el cuidado y la preservación del globo ocular.

Recupera tu mirada

Es importante que las cirugías de los párpados sean realizadas y planificadas por un oftalmólogo, ya que este especialista es el que mayor importancia le puede dar a la salud visual del paciente, asegurando el correcto cierre y plegado de los párpados. Buscamos un excelente resultado estético y quirúrgico.

¿Qué son los párpados caídos?

Hay que aclarar que la caída del párpado, aunque en un principio podamos pensar que se trata de un problema únicamente estético, también tiene como consecuencias la reducción del campo visual y la alteración de la capa lagrimal.

Causas

La principal es el envejecimiento. Se manifiesta por el debilitamiento del músculo elevador del párpado superior; también puede deberse al abuso de lentes de contacto, principalmente de las lentes rígidas, y a enfermedades musculares, traumatismos, lesiones o tumores en los párpados.

Síntomas

Algunos pacientes refieren sensación de pesadez en los párpados, la cual aumenta a medida que avanza el día, hasta que prácticamente solo queda una pequeña hendidura palpebral que les permita la visión. Por lo tanto, al reposicionar el músculo encargado de la elevación del párpado, no solo estaremos ampliando el campo visual del paciente, sino que aliviaremos su sensación de fatiga.

Tratamiento

Antes de realizar el procedimiento quirúrgico es importante la valoración por un oftalmólogo oculoplástico, debido a la complejidad e importancia de la función protectora que el párpado superior desempeña. Se lleva a cabo una exhaustiva exploración oftalmológica, realizando varios test y tomando en cuenta todas las características, no solo oculares sino también faciales, para determinar la mejor técnica quirúrgica para el paciente y obtener los mejores resultados.

¿Qué son las bolsas en los párpados?

A menudo nos encontramos con pacientes que tienen los párpados abultados o hinchados; descartando otras patologías, como una inflamación, la causa es la presencia de excesos de piel o de bolsas de grasa debajo de los mismos, siendo más frecuentes los excesos de piel en los párpados superiores y la presencia de bolsas en los párpados inferiores.

Causas

Las bolsas se producen por el incremento de la laxitud del músculo y de la piel de los párpados, lo que acaba produciendo un descolgamiento y adelgazamiento de la piel.
Las causas más comunes son el envejecimiento y también las de tipo genético.

Síntomas

Los párpados con exceso de piel, o con bolsas, dan un aspecto de envejecimiento prematuro. También es común que, los efectos de este tipo de problemas sobre el rostro, ocasionen que las personas que los sufren aparenten estar constantemente cansadas. En casos extremos, las bolsas en los párpados pueden llegar a dificultar la visión.

Tratamiento

El tratamiento quirúrgico, denominado blefaroplastia, está determinado por la adecuada valoración de un oftalmólogo, ya que es importante que antes de corregirla tengamos una superficie ocular sana y que el adecuado cierre palpebral esté garantizado una vez se haya realizado el procedimiento quirúrgico, evitando así la exposición excesiva de la córnea y sus posibles consecuencias oftalmológicas.

¿Qué es el entropion?

El entropion es un tipo de malposición de los párpados que afecta principalmente al párpado inferior, en donde el borde palpebral y las pestañas se pliegan hacia el interior, rozando el globo ocular.

Causas

Principalmente el envejecimiento y la consecuente laxitud de los tejidos; también puede estar relacionado con traumatismos oculares, cicatrices y lesiones de los párpados y conjuntivas.

Tratamiento

Existen tratamientos médicos que pueden ayudar a disminuir los síntomas de forma temporal, como son las lágrimas artificiales y las pomadas lubricantes, pero el tratamiento definitivo del entropion es quirúrgico. Se restaura la adecuada posición palpebral, disminuyendo la laxitud del párpado y recuperando así la posición correcta de las pestañas y su función protectora del globo ocular.

¿Qué es el ectropion?

El ectropion se refiere a la separación y caída del párpado inferior con respecto al globo ocular.

Causas

Es provocado, principalmente, como consecuencia de la laxitud de los tejidos ocasionada por la edad, pero también se puede ver relacionado con lesiones cicatriciales de los párpados, con el uso prolongado de colirios y su consecuente daño a la piel, con la presencia de tumores o lesiones palpebrales, con traumatismos previos o con parálisis faciales o de Bell.

Tratamiento

El tipo de tratamiento debe estar determinado por una evaluación oculoplástica adecuada y es quirúrgico, reposicionando el párpado inferior y restaurando el adecuado drenaje lagrimal.

¿Qué es la blefaritis?

Blefaritis es una denominación para una serie de situaciones que tienen en común la inflamación del párpado. Es una de las enfermedades más frecuentes en oftalmología. Hay blefaritis de diversos tipos, pero las más comunes son enfermedades crónicas que requieren tratamiento a largo plazo.

Causas

La blefaritis estafilocócica está causada por estafilococos que crecen en mayor cantidad que en la población sana y producen diferentes tipos de toxinas. Los síntomas y signos están provocados no sólo por la infección en sí misma, sino también por las toxinas que alteran la composición de la película lagrimal.

Síntomas

Los pacientes pueden ser asintomáticos o notar sensación de quemazón, picor, irritación, típicamente peor por las mañanas. Los párpados están inflamados y enrojecidos y presentan escamas y collaretes en el nacimiento de las pestañas. Los collaretes pueden presentar ulceración en el margen palpebral. Las blefaritis más graves pueden dar lugar a pérdida de pestañas, cambio de dirección de las mismas haciendo que rocen la córnea y pestañas blanquecinas.

Tratamiento

La base del tratamiento es la higiene palpebral que consiste en la aplicación de compresas calientes, tras lo cual se realiza una limpieza de las costras y escamas palpebrales con toallitas de higiene palpebral comercializadas a tal efecto o bien con champú neutro diluído.
A ello se añaden cursos cortos de pomadas con antibiótico para disminuir la carga bacteriana. Los corticoides tópicos se reservan para casos con afectación corneal por queratitis.

¿Qué son los tumores palpebrales?

Son lesiones o pequeños bultos que se presentan alrededor del ojo. Por lo regular estas lesiones suelen ser benignas y de crecimiento muy lento. Sin embargo, existen lesiones que por sus características y tiempo de evolución pueden ser de etiología maligna.

Causas

Estas lesiones suelen estar causadas por la exposición solar, por virus, ser acúmulos de grasa o incluso puede tener un origen congénito.

Síntomas

Normalmente no presenta ningún síntoma, algunas veces suelen provocar picor.

Prevención

Las lesiones provocadas por la exposición solar pueden ser parcialmente prevenidas con el uso de pantallas solares y de gafas con filtros UVA y UVB y /o lo más importante, evitar la exposición solar prolongada.

Tratamiento

Es importante resecar o realizar una biopsia; cualquier lesión palpebral que presenta cualquier signo sospechoso de malignidad, como crecimiento en corto tiempo y episodios de sangrado, así como también es importante verificar el área de los párpados a la que afectan.
La cicatriz tras la resecación de estas lesiones es poco evidente, sobre todo con el paso del tiempo. Por otra parte, recordamos la conveniencia de estos procedimientos sean realizados por un oftalmólogo oculoplástico, que es quien más importancia le va a dar al cuidado ocular, por encima de las consideraciones estéticas.

¿Qué es la obstrucción lagrimal?

Ocurre cuando la lágrima no puede ser drenada debido a que la vía lagrimal no es permeable a diferentes niveles. Existen dos tipos:
Adquirida, que es la más frecuente.
Congénita, ocurre por la falta de apertura y presencia de una membrana que impide que la lágrima llegue a la fosa nasal.

Causas

La causa principalmente es la acumulación de moco en la vía lagrimal que con el paso del tiempo produce una obstrucción; también se encuentran como causas directas patologías nasales como traumatismos, pólipos nasales o simple inflamación de la mucosa nasal de forma crónica.

Síntomas

La obstrucción lagrimal se manifiesta como un ojo lloroso constante, que empeora en condiciones desfavorables como con el uso de aire acondicionado o calefactores, y que produce un cambio importante en la visión y en la piel de los párpados.

Tratamiento

Lo más importante en cuanto al tratamiento de la obstrucción lagrimal es una adecuada valoración y diagnóstico de la patología, en ocasiones incluso con ayuda de imágenes radiológicas. El tratamiento es quirúrgico con la posible dilatación del punto lagrimal y colocación de un stent de forma temporal, realizando una dacriocistorriostomía o con la colocación de un tubo de Jones.

¿Qué es la parálisis facial?

El músculo orbicular se encuentra inervado por el nervio facial. Cuando ocurre una parálisis facial, es este músculo el que se ve afectado, causando entre otras cosas, un mal cierre palpebral.

Causas

La parálisis facial puede estar causada por varias patologías entre las que encontramos, tumores, traumatismos oculares, infecciones, patologías neurológicas y como consecuencia de algunos procedimientos quirúrgicos (cirugía de la glándula parótida y del oído).

Síntomas

A nivel ocular lo que observamos es un mal cierre de los párpados con la consecuente irritación ocular, posibles lesiones a nivel corneal, ojo lloroso y pérdida de la visión.

Tratamiento

Lo principal es mantener una adecuada lubricación ocular y posteriormente puede ser necesario realizar un procedimiento quirúrgico para restaurar el adecuado cierre palpebral y como consecuencia una adecuada protección ocular.

¿Qué es el lagooftalmos?

Se denomina lagooftalmos a la imposibilidad del cierre completo de los párpados.

Causas

Existen dos principales causas:
Lagooftalmos paralítico: se presenta cuando el nervio facial que se encarga de cerrar los ojos (músculo orbicular) se ve afectado por una parálisis, por un tumor, por traumatismo o como consecuencia de enfermedad cerebro vascular.
Lagooftalmos mecánico: es consecuencia de cicatrices de párpados y/o conjuntiva, de la retracción palpebral, del exoftalmos o simplemente como consecuencia de una excesiva laxitud palpebral.

Síntomas

Se presenta como sensación de irritación ocular con lagrimeo, enrojecimiento y en ocasiones pérdida de visión secundaria a la exposición y sequedad corneal resultante.

Tratamiento

El principal objetivo es restaurar la adecuada protección corneal con el uso de lubricantes oculares y con procedimientos quirúrgicos que requieren un adecuado estudio de cada paciente y situación, a fin de poder recuperar, lo mejor posible, un buen cierre palpebral.
Dentro de los tratamientos quirúrgicos se encuentran, la colocación de una pesa de oro en párpado superior, reposición del párpado inferior y corrección del ectropión y la corrección de la caída o ptosis de ceja.

¿Qué es el ojo lloroso?

Exceso del lagrima producida normal y constantemente por el ojo, la cual es llevada, con ayuda de los párpados, hacia la parte interna del ojo donde es drenada por los puntos lagrimales.

Causas

El ojo lloroso se presenta cuando alguna de las áreas descritas anteriormente se encuentra obstruidas o en una mala posición.

Síntomas

El lagrimeo constante puede lesionar la piel de los párpados provocando cambios cicatriciales de los mismos, además de irritación ocular. Al no drenar la lágrima adecuadamente, se produce un aumento del menisco lagrimal que resulta en alteración de la visión

Tratamiento

Existen diversos tratamientos para cada causa de ojo lloroso, tanto médico como quirúrgico, dependiendo del diagnóstico oftalmológico.

Dentro de los tratamientos podemos mencionar la dilatación y reapertura o ampliación del tamaño del punto lagrimal conocida como puntoplastia, la recolocación del punto lagrimal en casos de ectropión o entropión, la inserción de stents canaliculares, la realización de una dacriocistorrinostomía en donde se restaura la vía lagrimal por completo por estar la misma obstruida a nivel inferior.

¿Qué es la disfunción de glándulas de melbomio?

La disfunción de las glándulas de Meibomio (DGM) es una inflamación frecuente y permanente del borde de los párpados. Cuando se produce una alteración en la función de las glándulas de Meibomio, las secreciones de grasa se solidifican y obstruyen los conductos glandulares. La secreción grasa no llega a la lágrima en suficiente cantidad de lo cual resulta una película lagrimal alterada, que se evapora con gran facilidad y la aparición de síntomas de ojo seco. A su vez, la secreción acumulada hace que los párpados se inflamen.

Causas

La DGM es un problema constitucional y además existen varios factores que pueden agravarla tales como uso de lentes de contacto, ojo seco por deficiencia acuosa, la menopausia, envejecimiento, retinoides, antidepresivos, tratamiento postmenopáusico, etc. La rosácea es una enfermedad dermatológica que muy frecuentemente se acompaña de DGM.

Síntomas

El paciente nota irritación, picor, visión borrosa, lagrimeo y sensación de cuerpo extraño. Los síntomas son típicamente más intensos por la mañana y la sensación de quemazón se intensifica en situaciones en las que parpadeamos menos tales como uso prolongado de ordenador, conducción, etc.

Prevención

La DGM es un trastorno crónico, por lo que el tratamiento deberá ser regular y prolongado y conviene realizarlo correctamente para que sea efectivo.

  

Tratamiento

La base del tratamiento es la higiene palpebral. En casos asociados a ojo seco por deficiencia acuosa o casos de DGM graves o aquella que se acompaña de complicaciones corneales, puede requerirse la asociación de tratamientos complementarios tales como cortidoides o antibióticos tópicos, tetraciclinas orales, lágrimas artificiales sin conservantes, etc.
Ningún tratamiento es eficaz para el control de los síntomas si no se realiza bien la higiene palpebral que consta de tres pasos:

  • Calentamiento de los párpados:
  • Masaje de los párpados que exprimirá las secreciones para que formen parte de la lágrima y la estabilicen
  • Limpieza del borde palpebral con toallitas para retirar costras y secreciones.

La limpieza se realiza dos veces al día al comenzar el tratamiento y luego suele ser suficiente una vez al día para mantenimiento.