Seguridad y eficacia de las lentes ICL

Con frecuencia recibimos en nuestra web y redes sociales preguntas acerca de los riesgos y seguridad del implante de las lentes fáquicas ICL para la corrección de la miopía (en este vídeo, la Dra Victoria de Rojas te explica qué son y en que consiste la cirugía con lentes ICL). En este post vamos a hacer un repaso de la bibliografía existente acerca de la seguridad y eficacia de este tipo de lentes, de las que ya se han implantado más de  un millón de unidades en todo el mundo hasta la fecha.

 

La literatura científica actual acerca del implante de lentes ICL (Implantable Collamer Lens) para la corrección de miopía y astigmatismo ha demostrado ser un procedimiento eficaz y seguro. Por ello, ha recibido la aprobación de la FDA, el organismo de salud pública estadounidense que regula entre otras cosas los medicamentos y dispositivos médicos.

 

Una de las preguntas más frecuentes es si la lente ICL puede producir daño a la lente natural de nuestro ojo (cristalino) causando una opacidad (catarata) de la lente. Para valorar la incidencia de catarata asociada al implante de ICL, es importante tener en cuenta el modelo de la lCL implantado. Los estudios de la FDA muestran una incidencia de catarata de entre un 6-7% con el modelo antiguo de la lente (1). Algunos estudios aislados que muestran incidencias de catarata de alrededor de un 20%, están realizados con el modelo antiguo de la lente y la media de distancia de la lente al cristalino es inferior a la recomendada (2). Estudios más recientes con el modelo actual, que cuenta con un orificio central que facilita la circulación de humor acuoso desde la zona posterior de la lente hacia la cámara anterior del ojo, muestran una incidencia de cataratas de 0% o cercana a ella. Concretamente, una revisión de la literatura publicada en 2021 con datos sobre estudios de la lente que se usa en la actualidad muestra una incidencia de 0.17% (5 casos en 2904 ojos) (3). Además, hay que tener en cuenta que Kamiya (2018) con la muestra más larga de un solo centro (351 ojos) (4), y Alfonso (2019) con el seguimiento más largo (147 ojos, 5 años) (5) no publican ningún caso, ambos con el modelo actual.

 

En cuanto a los cambios en el endotelio corneal, en la revisión de estudios mencionada (3) (2904 ojos), los autores concluyen que puede existir una leve disminución de células endoteliales relacionada con el acto quirúrgico de implante de la ICL, clínicamente no relevante. En el seguimiento posterior la pérdida se iguala con la pérdida normal que sufre cualquier ojo a lo largo de los años. En las revisiones periódicas de estos pacientes, como en cualquier paciente intervenido con otro tipo de lentes fáquicas, se realizan controles periódicos de la densidad de células endoteliales, de la misma forma que realizamos esta exploración en otras situaciones de la práctica oftalmológica diaria.

 

Otra de las dudas frecuentes acerca de la cirugía con lentes ICL es los cambios que produce este procedimiento en la presión intraocular. El nuevo diseño de lente con el orificio central facilita mantener la presión intraocular en valores normales. Los estudios existentes muestran que la presión intraocular se mantiene en valores normales tras el implante de lentes ICL (3). En algunos casos, puede ocurrir un aumento de la presión ocular en el postoperatorio inmediato, como resultado del procedimiento. Si esto sucede, el oftalmólogo puede corregir el problema de forma sencilla, ya que, en la gran mayoría de los casos, la presión intraocular recupera valores normales con tratamiento tópico ocular (colirio) durante un breve período de tiempo.

 

Y no sólo los datos que se pueden medir en cuanto a agudeza visual, resultado refractivo y complicaciones son favorables, sino, lo que es más importante, los resultados referidos por el paciente, lo que se conoce como “patient reported outcomes”, obtenidos en mediante encuestas que evalúan la satisfacción de los pacientes intervenidos con la lente y el impacto de la misma en su calidad de vida. Estas encuestas también se han evaluado científicamente, están publicadas y muestran una elevada satisfacción y gran mejoría en calidad de vida, la última de ellas y con el modelo más reciente de la lente, en 2021 (6). No en vano, por todo ello, ya se han operado con esta técnica de implante de ICL más de 1 millón de pacientes en el mundo.

 

Evidentemente, como cualquier procedimiento quirúrgico, no está exento de riesgos, pero estos son muy bajos (3) en relación al beneficio de la cirugía. Como en toda cirugía, la selección adecuada del paciente y la realización de la misma por un cirujano experto, son claves. En definitiva, las conclusiones de la literatura científica con el último modelo de ICL empleado muestran, sin lugar a dudas, que se trata de un procedimiento seguro y eficaz para la corrección de la miopía.

 

NOTA: Toda la información anteriormente mencionada se ha obtenido de los artículos científicos citados en la bibliografía, que están publicados, a disposición de toda la comunidad científica y de los pacientes interesados en conocer, sin sesgos, los resultados, eficacia, seguridad, y tasa de complicaciones obtenidos en la actualidad con el último modelo de la lente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Sanders DR. Anterior subcapsular opacities and cataracts 5 years after surgery in the Visian implantable collamer lens FDA trial. J Refract Surg 2008;24:566–570
  • Gonvers M et al. Implantable contact lens for moderate to high myopia: relationship of vaulting to cataract formation. J Cataract Refract Surg 2003;29:918–924
  • Montés-Micó R et al. Posterior-chamber phakic implantable collamer lenses with a central port: a review. Acta Ophthalmol. 2021: 99: e288–e301
  • Alfonso JF et al. Five-year follow-up of correction of myopia: posterior chamber phakic intraocular lens with a central port design. J Refract Surg 2019;35: 169–176
  • Kamiya K et al. Posterior chamber phakic intraocular lens implantation: comparative, multicentre study in 351 eyes with low-to-moderate or high myopia. Br J Ophthalmol 2018; 102: 177–181
  • Martínez-Plaza E et al. Effect of the EVO +Visian phakic implantable collamer lens on visual performance and quality of vision and life. Am J Ophthalmol 2021; 226: 117-125

Victoria de Rojas Instituto Oftalmológico es un centro especializado en cirugía refractiva, cataratas y párpados, ofreciendo siempre el mejor servicio

Pide una cita

Artículos Relacionados

El Instituto Oftalmológico Victoria de Rojas, presente en la 36ª edición del Congreso SECOIR

Desde el pasado martes 18 de mayo y hasta el sábado 22, se ha celebrado la 36ª edición del Congreso anual de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto-Refractiva. Al igual que en 2020, este año ha vuelto a celebrarse de manera...

Cataratas: dudas frecuentes

¿QUÉ SON LAS CATARATAS?  Las cataratas son la causa más frecuente de pérdida de visión en adultos de más de 40 años. Se producen cuando el cristalino, la lente natural de nuestro ojo que nos permite enfocar objetos cercanos, pierde...